El Blog de la Ciudad de Dos Hermanas
El Blog de la Ciudad de Dos Hermanas

Calle La Francesa

Sucesivamente llamada Francesa. Duque de la Victoria, Carmen de Burgos, Queipo de Llano y Francesa.

Frente a lo que pudiera creerse, el nombre de esta calle no data de la época de la invasión napoleónica y Guerra de la Independencia. Es uno de los nombres de calles más antiguos de Dos Hermanas. Entre las 12 calles del Padrón formado en 1631 a la venta de Dos Hermanas al Duque de Alcalá se encuentra la calle «de la Francesa» con 30 casas, seis de ellas de vecinos y un total de 149 vecinos.

En las actas capitulares aparece el nombre de un Juan Francés desempeñando el cargo de «repartidor de alcabalas» en 27 de abril de 1614 (V. «La Villa de Dos Hermanas en el siglo XVII»): ¿se llamará así la calle por la mujer de este Juan Francés…?.

En el Catastro de Ensenada aparece la calle Francesa o de la Francesa con 36 casas, de las cuales 6 son de dos plantas y el resto de una: 4 casas tenían el techo de paja y existía en ella un horno. En una acera había 21 casas y 15 en la otra. Las casas tenían un total de 426 varas de fachada y 1578 varas de fondo, lo que hace un total de 672.228 varas de superficie 6, lo que es más interesante, el promedio de superficie por casa es de 18.673 varas/casa, siendo el promedio de 11.83 varas de frente por 43’83 varas de fondo. Dos de sus casas lindan con «calleja» y otra con el «egido».

En los Repartimientos de contribuciones sigue figurando con el nombre de «Francesa». Así, en el de 1830 aparece con 33 contribuyentes y en el de 1836 con 56.

Hasta la República llevó el nombre de «Duque de la Victoria» que honraba la memoria del General Espartero («El Espadón de Loja», según el popular apodo), militar destacado en las guerras carlistas al frente de los liberales, y también en las intrigas palaciegas, hombre duro y autoritario que llegó a ser regente de Isabel II a la abdicación de la reina María Cristina en 1841, y a quien, incluso, se le ofreció más tarde, por Prim, la Corona de España que él sensatamente rechazo.

Con el nombre «Duque de la Victoria» sigue apareciendo en un callejero a efectos de Plusvalía en 1931, En la República se le impone el nombre de’ Carmen de Burgos’, en homenaje a la poetisa autora de «Colombine» y otras obras.

Tras la guerra, recibe el nombre de ‘Queipo de Llano», destacado militar que se apoderaría del gobierno militar de Sevilla en la Guerra Civil. punto importante para lanzar la campaña que terminaría con la derrota del ejército de la República: en Sevilla ejerció Queipo un auténtico virreinato, como agudamente relata el gran escritor Manuel Barrios, llegando a tener serios problemas con Franco. La Corporación nazarena, en sesión de 16 de octubre de 1936 (f. 70 vto.) acuerda homenajearle dedicándole una plaza y solicitando que se le otorgara la Laureada de San Fernando.

Por acuerdo plenario de 26 de diciembre de 1979 se elimina el nombre de Queipo de Llano y se le devuelve a esta calle su primitivo nombre de ‘La Francesa’ o ‘Francesa’.

Fuente: Libro Calles, Plazas, Campo… Dos Hermanas de Pedro Sánchez Núñez de 2004.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: