El Blog de la Ciudad de Dos Hermanas
El Blog de la Ciudad de Dos Hermanas

La tabla del 7 de Javier Cortés

El técnico del C.W. Dos Hermanas-EMASESA valora con notable la cuarta campaña en la División de Honor femenina del equipo nazareno, que repite el puesto alcanzado en la 10/11. “La séptima plaza ha sido la guinda a un último mes para enmarcar”.

CW2H DHF 12-13

Hace justamente cinco días que el C.W. Dos Hermanas-EMASESA echaba el telón a la que ha sido su cuarta temporada en la máxima categoría nacional femenina. Lo hacía con buen sabor de boca tras derrotar en casa a la Universidad Pública de Navarra (14-3) y sumar tres puntos que le hacían mejorar de una tacada hasta dos puestos en la tabla clasificatoria. Finalmente, el equipo nazareno, que la campaña anterior lograba una histórica cuarta plaza, accediendo por segunda vez a disputar competición continental, se despedía desde la séptima posición, el mismo puesto del curso 2010/11. Atrás quedaba la participación como anfitrión, en noviembre, en la LEN Trophy, el segundo torneo europeo por clubes; y la ausencia en la Copa de la Reina, cuatro años después, víctima de una mala primera parte del campeonato en la División de Honor.

Su máximo responsable técnico, Javier Cortés, analiza lo sucedido estos meses antes de retomar el trabajo con las categorías inferiores del estandarte del waterpolo andaluz, que ya ha comenzado a trabajar pensando en la temporada 2012/13 en la élite nacional.

-Se acaba el curso para las chicas del primer equipo del C.W. Dos Hermanas. ¿Con qué nota?
– Le doy un notable a la temporada, lejos del objetivo marcado pero con lecturas muy positivas.

-Dulce despedida, con triunfo, el cuarto de los últimos cinco partidos en casa, y dos puestos mejorados en la tabla de golpe…
-La recta final ha sido magnífica. Nuestro calendario era muy esperanzador porque jugábamos cinco de los siete últimos en casa. Cada victoria nos daba más moral. La séptima plaza ha sido la guinda a un último mes para enmarcar.

-Pero la primera vuelta no fue la deseada.
-Cierto. Las cosas no salieron bien al principio. El equipo no tuvo el equilibrio necesario para jugar de tú a tú contra los que aspiraban a las primeras posiciones. La incorporación de Natalia Olmedo y la vuelta de Laura Díaz no compensaron la baja de la neozelandesa Ashley, que nos aportaba mucho en defensa. Adjudicar nuevos roles a la plantilla nos ha costado muchísimo. A eso se le añade la frustración de las derrotas, que hacen alejarse el objetivo marcado.

-Y lejos de la histórica cuarta plaza del curso anterior.
-Más que la posición son los puntos conseguidos. Se nos han ido muchos al principio. Se sabía que repetir puesto sería muy difícil. Aspirar a esa posición era nuestro objetivo. La decepción ha sido descolgarse tan rápido de la lucha.

-¿Se temió por el descenso?
-Hubo momentos muy duros, pero de los que también se aprende. Lo importante es que ante la adversidad las jugadoras nunca bajaron los brazos. Aunque no hubiésemos terminado tan bien, igualmente estaría muy orgulloso de mis jugadoras. Yo también he aprendido mucho de ellas y me han ayudado a salir adelante.

-Lo importante es que se ha superado con holgura la cuarta campaña en la máxima categoría.
-Si no se puede conseguir el primer objetivo lo siguiente es la permanencia. Nos ha costado asegurarla pero al final se ha resuelto con holgura. También se demuestra que ha sido una liga muy igualada.

-Y con un equipo muy joven, plagado de juveniles, cadetes y hasta alguna que otra jugadora infantil.
-Es la lectura más positiva de todas. Las deficiencias que ha tenido el equipo esta temporada las han podido solucionar las jóvenes jugadoras que vienen empujando fuerte. También las bajas de Natalia y Laura a mitad de temporada han propiciado que tuviesen más minutos las más pequeñas, de las que estamos muy orgullosos. Son el futuro y el presente.

-Eso sí, con el lujo de tener como estandarte a toda una subcampeona olímpica.
-A Lorena siempre la vamos a querer aquí en Dos Hermanas, ya no sólo por su rendimiento, sino por el ejemplo para los niños de las escuelas. La ven en la selección consiguiendo éxitos, y el Club Waterpolo Dos Hermanas también se nutre de eso.

-Y veteranas de lujo como Lisandra, la propia Lucía o Rebeca, dos clásicas de la casa.
-El bloque de Lisandra, Rebe y Lucía es clave para que las jóvenes se enganchen a este tren. Además ya me han asegurado que vamos a seguir viéndolas por la piscina.

-¿Y ahora? ¿Qué queda? ¿Vacaciones?
– Ahora, punto y aparte, ya que seguimos con las juveniles. El objetivo es el Campeonato de España juvenil, que se disputa en Madrid en julio. Todavía no tenemos la clasificación matemática para participar, así que tenemos ya en mente el día 1 de junio para intentar llevarnos el título del Campeonato de Andalucía juvenil. Además, Lorena se irá concentrada próximamente con la selección española y tiene por delante la Superfinal de la liga mundial en China y el Mundial en Barcelona.

-¿En Dos Hermanas no hay crisis? En waterpolo no lo parece.
-Sí que hay crisis. En cuanto acaba la Liga ya empezamos a movernos para que cuadren los números para la siguiente. Cada año hay recortes y por nuestra parte estamos muy agradecidos a todos nuestros patrocinadores, que hacen posible la formación y el disfrute de un equipo en la élite año tras año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: