Tropiezo en Montequinto del líder de Segunda Nacional masculina de waterpolo

El C.W. Dos Hermanas-EMASESA cae ante el segundo clasificado por 10-13. Pero salva el gol average con el Acuasport Tenerife-Echeyde.

Se cortó la racha en Segunda Nacional masculina del C.W. Dos Hermanas-EMASESA, que ha caído este fin de semana en su piscina ante el Acuasport Tenerife-Echeyde por 10-13 (4-8 al descanso). Dos meses y nueve jornadas después, el sorprendente líder de la categoría ha encajado la que es de momento su segunda derrota del ejercicio, en esta ocasión ante el segundo clasificado. Aunque al menos la escuadra nazarena ha sabido defender con éxito el gol average particular tras haberse impuesto en la primera jornada liguera a domicilio a los canarios por 10-14.

En el arranque de la segunda vuelta, el equipo sevillano se mantiene una semana más al frente de la tabla de la categoría de bronce nacional, en esta ocasión empatado a puntos con el Acuasport Tenerife-Echeyde, al que también supera en el gol average general (+39 por+20 de los insulares).

El choque más atractivo de la jornada, disputado en el Centro Municipal Acuático y Deportivo del barrio de Montequinto, se vio marcado de salida. Y es que en esta ocasión el Dos Hermanas, lastrado por la exclusiones, concedió demasiada renta a un rival que ha ido de menos a más en lo que llevamos de competición. Así, entre los problemas defensivos y la falta de acierto en ataque, los canarios se escaparon en el marcador con un peligroso 0-3, en parte  menguado al final del primer acto (3-1).

La reacción local prosiguió a continuación, aunque sin llegar a culminarse (3-4 y 4-5). Todo lo contrario. El conjunto canario estiró la renta con un 0-3 de parcial para irse al descanso cuatro arriba (4-8).

Más centrados atrás, los jugadores nazarenos redujeron en parte la ventaja rival en los siguientes minutos (7-9), situándose incluso a un tanto en los últimos instantes (9-10 y 10-11). Pero entre las exclusiones (hasta 14 sufrieron los de Eduardo Sáez, por sólo  6 canarias) y el cansancio acumulado, al margen de la experiencia visitante, los puntos volaron finalmente de Montequinto con un 0-2 final que rubricó el 10-13.

Hay que señalar que en la lucha individual por el pichichi de la categoría sí hubo triunfo nazareno, ya que José Antonio Millán sumó cuatro nuevos goles para seguir liderando el escalafón, con 50, alejando un poco más al jugador tinerfeño Marc Barahona, segundo con 39 tras conseguir tres.

Eduardo Sáez: “Los árbitros se cebaron con nosotros, con más del doble de exclusiones. Además, no supimos defender el hombre de menos ni atacar las ocasiones de superioridad, fallando además varios contragolpes. Encima nos expulsaron muy pronto a Millán, al principio del tercer tiempo; y su portero estuvo muy bien.

La verdad es que fallamos mucho y los árbitros acabaron por desquiciarnos.

Es una cura de humildad que nos hace ver que tenemos que seguir trabajando, y duro. No tenemos que obsesionarnos con los arbitrajes. La cuestión es trabajo y humildad, además de no mirar lo que hagan los demás.

Ahora tenemos una semana de descanso para ir corrigiendo cosas”.

FICHA DEL PARTIDO
C.W. Dos Hermanas-EMASESA (10): Rodríguez, Caballero, Vélez, Villar (1), Murube (1) García (2), Jarana, Jiménez (2), Martín, Millán (4), Delgado y Fernández.
Acuasport Tenerife-Echeyde (13): Davara, Capote (3), González, Gotsens (1), Munkacsi (2), Moreira, Barrios, Sánchez, Gundl, Rivas, Barahona (3), González (2) y Alayón (2).
Parciales: 1-3, 3-5, 3-1 y 3-4.
Arbitros: O. Piñero y M. Dessources.
Incidencias: Partido de la duodécima jornada de Segunda Nacional masculina jugado en el Centro Municipal Acuático y Deportivo de Dos Hermanas ante unas 150 personas.