Historia de Vera Cruz

La Hermandad. de la Vera Cruz es la mas antigua de las Hermandades de penitencia de Dos Hermanas. Fue fundada alrededor de 1544 siendo ordenadas sus reglas el 20 de marzo de es mismo año, como aparece redactado sobre un pergamino de cuero y en escritura gótico-caligráfica. El 19 de enero de 1554 las aprobó el provisor del arzobispado de Sevilla. Residió al principio en la ermita de Santa Ana hasta que en 1567 se traslado a la de San Sebastián que el 11 de noviembre de 1567 bendijo Fray Hernando de Barrionuevo, Obispo de Santiago de Chile. La cofradía en sus orígenes era de sangre, es decir, sus cofrades se disciplinaban en la procesión de penitencia del Jueves Santo. En ella era portado un crucifijo por cada hermano. De todas formas el Santo Cristo que hoy posesiona la corporación es obra del siglo XVI donde se mezclan rasgos renacentistas con otros góticos. Ha sido siempre la imagen mas significativa y de mayor devoción de la Semana Santa Nazarena. Recibe también los nombres de Cristo del Lagar o de las Viñas, También es llamado Cristo de las Aguas por ser invocado normalmente en épocas de sequía. En el siglo XVII sabemos que en 1622 fue reedificada la ermita con un capital que había dejado en renta a la cofradía María Ibáñez. El siglo XVIII parece una época de esplendor para Vera-Cruz. Se conservan noticias de las salidas procesionales que hizo en esos tiempos, y fueron muy numerosas. Entre 1704 y 1718 la hermandad estuvo fuera de la ermita, trasladándose las imágenes a la parroquia de Sta. Mª. Magdalena hasta que en cabildo celebrado al 26 de enero de 1716 la Junta de Gobierno decide la reconstrucción de la ermita, construyéndose en ella un hospital para transito de pobres. La capilla fue elevada a parroquia bajo la misma advocación el 21 de abril de 1962, Las Imágenes se encuentran el altar mayor de la capilla. En el siglo XX la Hdad experimenta grandes cambios, después de superar vicisitudes en el siglo XIX. Se coloca a la cabeza de las hermandades de Dos Hermanas, puesto que ocupaba hasta entonces la Oración en el Huerto, pero tras la guerra civil y la entrada en Vera-Cruz de destacados industriales nazarenos -Antonio León y Carlos Delgado de Cos-, la hermandad se puso en el primer puesto por riqueza y esplendor, lugar que ocupa hoy en día junto a Gran Poder y Oración. La Hdad de la Vera-Cruz celebro el 450 aniversario de su fundación (1544-1994), celebrando varios actos. Los días 8, 9 y 10 de noviembre tuvo lugar en la capilla de San Sebastián el solemne triduo predicado cada día por un sacerdote: D. Juan Miguel Rivas, el Padre Ángel Martín y D. Francisco Rodríguez, que se refirieron durante esos días a diversos temas. A la misa precedía el rezo del Santo Rosario y el ejercicio de las Cinco Llagas. El último de los días, el jueves, finalizó la Eucaristía con exposición del santísimo por la plaza de Hidalgo Carret. Abría paso la Cruz de guía a la que seguían numerosos hermanos con cirios seguidos de estandarte, los Ciriales y el Santísimo bajo el palio de tisú blanco propiedad de la Hdad Sacramental de Sta. Mª. Magdalena. A la entrada en la capilla se dio la bendición y se canto la salve a María Santísima del Mayor Dolor. El viernes día 11 a las 9 se celebro misa por los difuntos de la Hdad. A continuación la imagen del Cristo fue trasladada a la capilla de Santa Ana con el siguiente itinerario: Plaza de Hidalgo Carret, Álvarez Quintero, Real Utrera y Santa Ana. Durante el recorrido los Hnos. se turnaban para portar la imagen del Cristo. El traslado transcurrió en silencio y duro una hora. A la llegada a Santa Ana, tuvo lugar la vigilia extraordinaria de Adoración Nocturna, organizada por los turnos femenino y masculino de la parroquia de Sta. Mª. Magdalena. Luego se sucedieron los turnos de vela a los que asistieron los cofrades. En la mañana del 12, la comunidad de Dominicas del Santísimo Sacramento del colegio de Santa Ana rezó Laúdes, y a continuación el Cristo permaneció en besa pies durante todo el día. Llamaba poderosamente la atención que debido a su gran tamaño, la Imagen llenaba prácticamente la capilla. Este hecho contribuía a dar una sensación mayor de majestuosidad al Santo Cristo. Por la noche, a las nueve se celebro una misa, por el párroco de Sta. Mª. Magdalena D. Lorenzo Nieto Frutos, a la que acudió mucho publico, que llenaba la capilla, el patio y el compás que le precede. El Hno. Mayor se despidió de la Hdad de Santa Ana y a continuación el Cristo fue trasladado a su capilla por las calles Santa Ana, Pza de la Constitución, La Mina, Pza del Emigrante, San Sebastián t Mena Martínez. El cortejo era igual al de las dos jornadas anteriores. Una vez llegado a su capilla, fue izado en el retablo mientras se cantaba el miserere. El día 13 a las 11 de la mañana se celebro función de clausura en San Sebastián, que fue presidida por el Arzobispo de Sevilla Fray Carlos Amigo Vallejo, franciscano. Con esta solemne y concurrida función finalizaron los actos.

Dejar un comentario

Puede usar estas etiquetas XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>