Historia de Presentación al Pueblo

En 1954 se concibió por el Señor Párroco de Dos Hermanas, D. José Ruiz Mantero y el Terciario Capuchino, Padre José Luis Bernabéu, con la idea de formar una agrupación de distintas ramas laborales a fin de poder formar en su momento una Hermandad que llevase por título, el de la Santa Cruz de los Trabajadores, no llegando a prosperar el funcionamiento de la pretendida Hermandad, si bien cada año, se celebraban conferencias y charlas en las distintas empresas, preparatorias para el cumplimiento Pascual. Entre los fines de la agrupación estaban los siguientes: – Asistir a la misa que se decía en los colegios de las barriadas obreras donde nació la cofradía Santa Ana y San Hermenegildo. – Ayudar a los necesitados. A los siete u ocho meses de la fundación fue trasladado a otra ciudad su fundador. Entonces el párroco de Sta. Mª. Magdalena, D. José María Ballesteros Briones iba a decir misa. Los más devotos de la agrupación quisieron que en la futura Hermandad, figurase también una imagen de la Santísima Virgen, y realizaron gestiones para su adquisición de una que se encontraba en una Iglesia de Utrera, y con el título de Amor y Sacrificio, fue donada por el anticuario Guillermo Barbosa y bendecida en la utrerana parroquia de Santiago, en el Domingo de Ramos de 1959, llegando a Dos Hermanas ese mismo día. En un principio, se inicio la captación de hermanos, que llego a un numero aproximado de doscientos, los que daban cultos a la Imagen. Fue depositada provisionalmente en la Escuelas que había, en el Barrio “Pachico”, por lo que en su proximidad al sanatorio de El Tomillar, la Imagen era portada en hombros en la mañana del Domingo de Ramos, hasta dicho centro, donde era invocada por los enfermos allí acogidos. Ello tenia lugar desde la mañana hasta la tarde, este ritual tuvo lugar durante cuatro años, de 1960 a 1963, cayendo después en un periodo de postración. Del antedicho colegio y también debido a su proximidad a la recién creada Iglesia de Ntra. Sra. de la Oliva, fue trasladada a dicho templo. En tiempo de D. José Mª. Ballesteros Bornes se trasladó a la casa parroquial de Sta. Mª. Magdalena, en la calle Conde de Ybarra (Real Utrera hoy), donde desde una ventana estaba expuesta a la veneración de los fieles. Como la casa parroquial necesitaba aquella habitación, hubo necesidad de acogerla en casa de la que por aquél entonces era su camarera provisional, Isabel Ferrera, en la C/ Ntra. Sra. de Valme, que más tarde al tener que arrendar la casa a una entidad bancaria, fue depositada en el convento de las Madres Carmelitas Descalzas en la calle San José. En 1980 un grupo de antiguos hermanos y jóvenes, decidieron levantar la Hermandad de nuevo. Lo primero que hicieron fue sacar la Virgen del Convento, y el 2 de junio de 1980 se depositaba la Imagen en la casa de la nueva camarera Valme Salguero, en la calle Miguel de Unamuno, nº 15, donde quedo la Imagen expuesta a los fieles. Con la idea consolidada de la reorganización de la Hermandad con el título de la Santa Cruz, Ntro. Padre Jesús en la Presentación al Pueblo y Ntra. Sra. del Amor y Sacrificio, se acordó debido al más estado la restauración de la Virgen, la obra la llevo a cabo D. Luis Ortega Bru, afirmando éste que la talla data de finales del siglo XVIII o principios del XIX y de autor desconocido. Hay que decir que la Virgen antes de su restauración tenía su mirada hacia arriba, cambiándola Ortega Bru hacia el frente dándole así más vigor. Después de su restauración fue bendecida por D. Ángel Martín Sarmiento, el 21 de noviembre de 1980, en la capilla de San Sebastián Mártir de esta localidad. Más tarde, con permiso del Rvdo. Párroco de Sta. Mª. Magdalena D. Valeriano Carrero Carmona, cede provisionalmente una hornacina que antiguamente ocupó Ntra. Sra. de la Esperanza, de la Hermandad del Cautivo. La Hermandad siguiendo con su tradición peregrinó al hospital de El Tomillar, el Domingo de Pasión de 1982 desde la capilla de Ntra. Sra. de la Amargura, así hasta el día de hoy. En 1982 D. Antonio Pérez Delgado, discípulo del imaginero D. Antonio Castillo Lastrucci, realizo la imagen de Ntro. Padre Jesús de la Presentación al Pueblo, siendo bendecido por D. Valeriano Carrero Carmona, en la parroquia de Sta. Mª. Magdalena, el día 20 de febrero de 1983. Ya por esos años los devotos y hermanos de la Hermandad estaban construyendo lo que sería el futuro de la capilla donde se ubicarían las Imágenes titulares. Estas fueron trasladadas el 9 de noviembre de 1984 y El Excmo. y Rvdo. Monseñor Fray Carlos Amigo Vallejo, arzobispo de Sevilla bendijo la capilla el sábado 15 de diciembre de 1984. Fueron aprobadas las reglas el 15 de febrero de 1986, haciendo estación de Penitencia, por primera vez, el 24 de marzo Lunes Santo de 1986, se realiza la primera Estación de Penitencia, con un cuerpo de cincuenta nazarenos y representaciones de todas las hermandades de penitencia de Dos Hermanas, siendo por aquellos años uno de los recorridos más largos de los que se daban en la Semana Santa, al acordar la Junta de Gobierno el ir hasta la capilla de San Sebastián Mártir. En la primera Estación de Penitencia la Hermandad utilizo el antiguo paso de la Hermandad de la Borriquita, el cual utilizo durante algunos años, el Señor iba acompañado de la figura de Pilatos, obra de José Pérez Delgado, talla que figura hoy en día figura en el misterio, modificada como soldado romano. Esta Hermandad fue la primera en la que las mujeres pudieron vestir la túnica de nazareno, contando con gran cantidad de hermanas que la visten cada Lunes Santo.

Amor y Sacrificio

Amor y Sacrificio

Fuente: Dos Hermanas Cofrade

Dejar un comentario

Puede usar estas etiquetas XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>