El C.W. Dos Hermanas-EMASESA cierra el curso como local con el objetivo de sellar la permanencia

Recibe al C.N. Rubí (sábado, 18:00 h) en la penúltima jornada de la División de Honor femenina. En Segunda Nacional masculina, visita nazarena al madrileño C.N. Cuatro Caminos (sábado, 18:30 h) en busca del asalto a las plazas de ascenso.

El C.W. Dos Hermanas-EMASESA se despide este fin de semana como local de la División de Honor femenina con motivo de la penúltima jornada, en la que puede asegurar matemáticamente su permanencia una nueva campaña en la máxima categoría nacional. Para ello necesita puntuar en el choque le enfrentará contra el catalán C.N. Rubí a partir de las 18:00 horas del sábado y que no lo haga la Escuela de Zaragoza, penúltimo clasificado, en la visita a su pileta del intocable C.N. Sabadell Astralpool, líder invicto.

Tras el balsámico triunfo de la antepenúltima jornada en la pileta el colista, el madrileño A.R. Concepción, al que se derrotaba por 8-10, el equipo sevillano afronta su último encuentro liguero en el Centro Acuático de Montequinto dispuesto a sumar una nueva victoria que sentencie definitivamente su continuidad en la élite. Con dos puntos de renta sobre la plaza de promoción de descenso, en poder de Zaragoza, y con el fantasma del descenso directo alejado, debido a un colchón de ocho sobre el farolillo rojo con sólo seis por disputar, las chicas de Javier Cortés tienen en su mano no sólo la permanencia, sino incluso lograr la séptima plaza.

Hasta tierras nazarenas se desplaza este fin de semana un Rubí que sólo cuenta con un punto de ventaja respecto al Dos Hermanas, al que derrotara por 10-7 en el partido de la primera vuelta. Por entonces, en el choque que cerrara 2014, Lorena Miranda y compañía tutearon a su rival hasta un último cuarto en el que el cansancio fue decisivo para terminar perdiendo tras encajar un 4-1 en el último cuarto.

Javier Cortés: «Tenemos la posibilidad de lograr la permanencia e incluso mejorar un puesto en la clasificación. Después de muchas semanas de trabajo intenso y presión, podemos darnos una alegría y disfrutar ante nuestra gente de la permanencia en la División de Honor una nueva temporada. Es además nuestro último partido en casa, así que vamos a darlo todo para que sea una fiesta. Aunque sabemos que Rubí no lo va a poner fácil, como demostraron en su piscina, vamos a salir concentradas desde el principio y a dar el máximo para conseguir una nueva victoria».

ANTEPENULTIMA JORNADA EN SEGUNDA MASCULINA

En Segunda Nacional masculina, el C.W. Dos Hermanas-EMASESA se desplaza hasta Madrid para enfrentarse al C.N. Cuatro Caminos en partido de la antepenúltima jornada. El choque, fijado a las 18:30 horas del sábado, se presenta como la enésima final para un equipo sevillano que en las últimas jornadas ha ido recortando su desventaja respecto a las dos plazas de ascenso, ahora situadas a sólo dos puntos.

Con sólo nueve puntos en liza, el equipo dirigido por ‘Jota’ Murube y David Benet está obligado a lograr la victoria en todos los encuentros que le restan para mantener sus opciones. De momento, esta jornada juega ante el séptimo clasificado, al que derrotara en casa por un cómodo 13-8, empatado a puntos con el Horta catalán, que cuenta con un partido más; con uno de renta sobre el quinto, el Granollers, a dos del C.D.W. Málaga, segundo; y a cinco del canario Metropole, líder de la categoría de bronce masculina.

División de Honor femenina / Jornada 17

Segunda Nacional masculina / Jornada 20

El curso 2010-11, una temporada para la historia del waterpolo nazareno y andaluz

El C.W. Dos Hermanas firma su mejor campaña en la élite. Las chicas se consolidan en División de Honor y debutan en Europa, mientras que los chicos suben a Primera como campeones de Segunda. Javier Cortés: “Siempre hay que sacar conclusiones positivas para mejorar”. Eduardo Sáez: “El esfuerzo y la dedicación nos han dado este premio”.

Recién terminada la temporada de sus primeros equipos, es hora de hacer balance en el C.W. Dos Hermanas-EMASESA, que superando sus excelentes registros del pasado ejercicio se ha superado a sí mismo para rubricar la que de momento es la mejor campaña de su historia. Y es que el curso 2010/2011 no ha dejado sino alegría tras alegría en el seno de la entidad nazarena.

Durante estos meses, el estandarte del waterpolo andaluz ha proseguido su evolución en la élite nacional. E incluso ha dado el salto al panorama continental para convertirse en el primer club de nuestra comunidad autónoma en disputar competición europea. Tal honor recaía el pasado mes de diciembre en el equipo femenino, que merced a su octava plaza en la División de Honor 2009/2010 lograba billete para disputar la LEN Trophy.

Las chicas dirigidas por Javier Cortés, reforzadas este curso con las internacionales Lorena Miranda y Carol López, y la balear Clara Mas, no defraudaron en su estreno, para lo que tuvieron que desplazarse hasta tierras serbias, donde merced a la tercera plaza de su grupo accedieron a la siguiente ronda de la segunda competición continental. Y sin tiempo apenas para recargar pilas viajaban hasta Grecia, donde a mediados de enero se despedían de su primera aventura fuera de nuestras fronteras.

Ya en casa, tras ganar en la pretemporada la Supercopa de Andalucía, en partido disputado en el Centro Municipal Acuático y Deportivo del barrio de Montequinto, el Dos Hermanas-EMASESA seguía el guión previsto al terminar la primera vuelta liguera con opciones de disputar los play off por el título, derecho reservado a los cuatro primeros clasificados.

La sexta plaza obtenida al final de la primera vuelta certificaba por otra parte la clasificación por tercera año, segundo consecutivo, para la Copa de la Reina, donde a principios de febrero se emulaban en tierra catalanas las semifinales alcanzadas hace dos temporadas tras derrotar en cuartos al C.N. La Latina en la tanda de penaltis. Lástima que se dejara escapar la opción de disputar la gran final ante el intratable Sabadell tras caer ante las anfitrionas del Mediterrani. Otro hito igualado por el equipo liderado entre otras por la guardameta internacional Lucía Trinidad, que ha vuelto al seno de la selección tras su gran campaña.

Pero la recta final del curso se hizo demasiado larga para la plantilla nazarena, que se descolgó de la lucha por los play off tras caer ante rivales directos. Eso sí, la séptima plaza final mejoraba el octavo puesto del debut en la élite, garantizado la presencia en la División de Honor femenina, por tercer año consecutivo, para el próximo curso.

El cierre a la temporada llegaba con la consecución, en el mes de abril, del título en la Copa de Andalucía femenina, en el que las veteranas como Ana Aretxabaleta, Laura Díaz o la cubana Lisandra Frómeta se combinaron con las jugadoras del filial para conseguir otro título.

EL DOBLETE EN LA SELECCION, BROCHE DE ORO
Aunque el broche al curso, de momento, está siendo la doble representación del club sevillano con la selección nacional femenina absoluta, que ha conseguido de forma brillante la clasificación para la Superfinal de la Liga Mundial tras concluir en segunda posición una de las dos fases previas celebradas en Europa. Sólo Grecia ha conseguido superar, tras dos intensos fines de semana entre Barcelona y Atenas, al combinado dirigido por Miki Oca, que cuenta en sus filas con la portera nazarena Lucía Trinidad y la ceutí Lorena Miranda, que este año regresaba a las filas del Dos Hermanas. Ambas jugadoras, con las que  también ha contado el técnico de la selección para los partidos del Preeuropeo, confían en desplazarse a mediados de junio hasta China, repitiendo en verano en Shanghai para disputar el Campeonato del Mundo.

Javier Cortés: “Haciendo balance de la Liga podemos decir que hemos ido de más a menos, lo que ha supuesto no conseguir el objetivo marcado, que no era otro que estar entre los cinco primeros. Se empezó muy bien, llegando a estar cuartas a finales de año. Pero a partir de ahí no llegaron los resultados que esperábamos para finalizar en la séptima posición, mejorando a pesar de todo lo conseguido el año pasado. La verdad es que llevamos muy poco en esta categoría y nos hemos superado. Siempre hay que sacar conclusiones positivas para mejorar.

En la Copa nuestro objetivo era participar por tercer año consecutivo. Lo hicimos y además realizamos un gran papel, pasando a semifinales de forma casi heroica en un partido de infarto, de penalti tras dos prórrogas; uno de los más emocionantes que haya visto. Al final no pudo ser con el Mediterrani en semifinales, que fue justo ganador.

Y en Europa, la Cope LEN fue una oportunidad que se planteó con el objetivo de aprender y disfrutar de esta gran experiencia. Se hizo un gran papel en la primera ronda, en Obrenovac, al pasar de ronda. Ya en Grecia, el nivel estuvo mucho más difícil y aunque nunca me gusta hablar de mala suerte, coincidieron bajas importantes para esta cita.

A nivel individual, hay que destacar la presencia de Lucía y Lorena con el equipo nacional. Están en los planes de Miki para la Liga Mundial y el Mundial, no se puede pedir más”.

LOS CHICOS SALTAN DE CATEGORIA A LO GRANDE
En cuanto al equipo sénior masculino del C.W. Dos Hermanas-EMASESA se refiere, ni mucho menos le ha ido a la zaga a las chicas en cuanto a alegrías en la presente campaña.

Bajo la batuta de Eduardo Sáez, un trotamundos del waterpolo nacional, el equipo sevillano debutaba al fin en Segunda Nacional, tras varios años de intentos baldíos de ascenso, con la permanencia como objetivo. Pero con el paso de las jornadas, el equipo revelación se iba consolidando como una realidad para aspirar de lleno al ascenso.

En el primero de los partidos, los nazarenos ya demostraron que no iban a ser unas comparsas en la categoría tras derrotar a domicilio a uno de los favoritos, el Acuasport Tenerife-Echeyde, a la postre subcampeón.

Liderados por José Antonio Millán, pichichi final del campeonato con un total de 80 goles; los Adrián Rodríguez, Jota Murube, Luis Jiménez, Luca García y compañía fueron consolidándose con el paso de las jornadas hasta asaltar el liderato.

El campeón de invierno, título honorífico que alcanzó a finales de enero tras mandar en la clasificación al final de la primera vuelta, no bajó los brazos ni la intensidad para, a pesar de sufrir algún que otro tropiezo, aferrarse a las primeras posiciones en la recta final del campeonato. Dos plazas en juego para Primera Nacional, la categoría de plata del waterpolo patrio, estaban al alcance. Y no se escapó la que tenía acento sevillano. Y a lo grande. Con la victoria lograda en tierras catalanas ante el C.N. Sallent en la penúltima jornada, el  C.W. Dos Hermanas certificaba el 30 de abril su inmediato ascenso como campeón de Segunda. El debutante que campeonaba. Todo un logro

El cierre al ejercicio llegaba en casa como anfitrión de la Copa de Andalucía, en la que se lograba la tercera plaza a principios de mayo. Previamente, en los albores del curso la Supercopa de Andalucía masculina deparaba el subtítulo para un C.W. Dos Hermanas-EMASESA que casi ocho meses después hacía historia.

Eduardo Sáez: “Ante todo, mi máxima enhorabuena a los jugadores por el esfuerzo realizado y la profesionalidad que han demostrado durante toda la temporada, tanto en los entrenamientos como a nivel de disciplina, porque ha sido muy duro. Su esfuerzo y dedicación les ha dado este premio del ascenso, con mención especial para Millán, Adrián, Luis y Jota, que han sido la base del equipo.

Con ellos, el esfuerzo de otros muchos, la unidad del equipo y sobre todo el buen rollo que se ha respirado, uno de los factores más importantes, el equipo ha alcanzado su gran objetivo.

La temporada ha sido ideal, menos en una fase al inicio de la segunda vuelta, en la que hubo un bajón que por otra parte se esperaba. Pero lo supimos frenar y levantar la cabeza.

Creía en este equipo más que nadie , porque conocía la categoría y a los otros equipos y porque sabía realmente su potencial. Además, la clave era el físico.  Y de hecho se ha demostrado, porque hemos roto los partidos en el tercer tiempo y en el cuarto hemos aguantado el tipo. El único error era que no sabíamos romper el partido desde el principio y nos hacían parciales altos de salida.

Supongo que es cuestión de creérselo. Al ser chavales jóvenes y no tener experiencia hay que inculcarles que eres mejor que el contrario. Aunque luego hay que demostrarlo. Ya veremos qué pasa la próxima temporada, en la que habrá que seguir creciendo para estar a la altura.

Por lo demás, creo que hay que resaltar no sólo el trabajo hecho por mí este año, sino el de los anteriores entrenadores del C.W. Dos Hermanas, como Jota. Y el de los juveniles y cadetes. Toda esa formación llegó ahora y el año anterior, en el que logramos el ascenso a Segunda, porque el bloque era prácticamente el mismo. Aunque ahora habrá que seguir trabajando. Y más duro”.