Plaza del Arenal (II)

El 25 de abril de 1945 (f. 25) se adjudican obras de herrajes y cubierta del kiosco de la música. Se presentan ofertas por Domingo de la Prida (350 ptas/metro lineal de barandilla y 225/300 m.l. de banco) y Alfonso Mateos (220 y 225 ptas/m.l banco 330-340 m.I.kiosco), adjudicándose a este ultimo. La carpintería de los tres bares y retrete se adjudica Muñoz Martin y la pavimentación a Francisco Vitaller Serrano.

Terminada la guerra recibió el nombre de Plaza de Calvo Sotelo. El 23 de junio de 1973 tuvo lugar en esta plaza la coronación Canónica de la Virgen de Valme, por el Cardenal de Sevilla Jose Maria Bueno Monreal, siendo padrinos el Almirante Luis Carrero Blanco, recién nombrado Presidente del Gobierno por el General Franco, y su esposa Carmen Pichot. Tras las primeras elecciones democráticas, la plaza recobró su nombre popular de Plaza del Arenal, convertido en oficial en virtud de acuerdo plenario de 26 de diciembre de 1979.

En 2001 se aprobó un proyecto de remodelación de la Plaza y construcción de un aparcamiento subterráneo con capacidad para 500 plazas, redactado por el Ingeniero de Caminos Ricardo Ybarra Huesa y el Arquitecto nazareno Víctor Díaz López, ejecutado por la Empresa «Necso Entrecanales» tras adjudicación en pública licitación. La obra se inauguró en abril de 2003. En el conjunto de la obra se incluyó la ejecución de un escenario con una concha acústica que generó polémica por su diseño y porque se pensaba que se reconstruye en su lugar y estilo el antiguo «tablado de la música». En la acera inmediata a la estación del ferrocarril se instaló un original monumento, obra del escultor utrerano Salvador García, en cuya memoria se lee lo siguiente: «Este es un conjunto escultórico que pretende ser un homenaje del pueblo de Dos Hermanas al viajero y a todas aquellas personas que en su día arribaron a esta tierra y que hoy forman parte de su ciudadanía. De vocación monumental, está formado por dos elementos bien diferenciados que a su vez constituyen una composición en la que ambos se integran y dialogan perfecto equilibrio. Tanto la maleta, concebida como módulo escultórico de grandes dimensiones, como los personajes, armonizan conceptual como espacialmente. La horizontalidad y la verticalidad predominan en un conjunto que adolece de líneas oblicuas y discordantes. Los materiales empleados, acero cortén y bronce, juegan un papel importantísimo en el aspecto visual y táctil de una obra que intenta ser al mismo tiempo didáctica y cercana al propio viandante. La perspectiva visual del conjunto debe prevalecer sobre cualquier anécdota puntual del mismo.

Como centro geométrico y compositivo se ha construido un armazón de grandes dimensiones que referencialmente recuerda una maleta. Simboliza el tránsito en forma de arco, pero al mismo tiempo puede suponer un punto de parada y encuentro. En el aspecto formal de esta obra, esqueleto de maleta, se ha sacrificado el detalle en función de la simplificación de planos y líneas. En su síntesis esencial radica su belleza estética, Esta interpretación de maleta estaría compuesta principalmente por dos arcos que se engarzan y fijan al suelo y que con la incorporación de varios tirantes configuran la misma. El material empleado sería acero cortén, sus dimensiones serían de 8.0 m. de ancho por 5,5 m. de altura para cada uno de los arcos, alcanzando 2,2 m de profundidad.

Las tres figuras, personajes que representan a dos hombres y a una mujer, portarían una maleta, una carpeta y una mochila, indistintamente. Estilísticamente podríamos decir que esta obra escultórica está dentro del movimiento «nueva figuración». Los volúmenes y enlaces son suaves, prevaleciendo la elegancia sobre cualquier otra valoración calificativa que pudiese recibir el conjunto. Estas figuras alcanzarían la altura de 2,60. aproximadamente y estarían ubicadas en forma de triángulo, cuya situación espacial estuviese en perfecta sincronización y armonía con el módulo maleta, formando así un conjunto compositivo sólido. Se ejecutarán en bronce descansando directamente sobre el pavimento».

El 12 de octubre de 2003, el Arzobispo de Sevilla Fray Carlos Amigo Vallejo, recién nombrado Cardenal por el Papa Juan Pablo II, que le impondría el capelo cardenalicio en Roma el siguiente día 21 del mismo mes, junto con el Alcalde Francisco Toscano y el Hermano Mayor de Valme, José Ramón Gómez Tinoco, inauguró en esta plaza el altorrelieve conmemorativo del XXX Aniversario de la Coronación, situado en un lateral del escenario situado en medio de la plaza. La placa de bronce, representando a la Virgen de Valme en su tamaño real, en el acto de ser coronada por dos ángeles exentos, es obra de Juan Lozano y Francisco Parra, y tiene la siguiente inscripción: «En esta plaza del Arenal fue Coronada Canónicamente la Venerada imagen de Nuestra Señora de Valme, Protectora de Dos Hermanas y Patrona de la Excma. Corporación Municipal, el día 23 de junio de 1979. Dos Hermanas, octubre de 2003, XXX Aniversario de la Coronación».

Fuente: Libro Calles, Plazas, Campo… Dos Hermanas de Pedro Sánchez Núñez de 2004.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.