Calle Conductor Venancio Martínez

Nombre que se dio a este trozo del camino de la Hacienda doña María, en homenaje de un conductor de Los Amarillos que tuvo la desgracia de morir en un accidente: la cochera de la empresa de Autobuses «Los Amarillos” tiene acceso precisamente por este vial.

En la prolongación de esta calle se encuentra el Convento de las Carmelitas Descalzas. El 29 de marzo de 1971 (p. 45) se examina solicitud de Sor Concepción de la Sagrada Familia, Priora de la Comunidad de Carmelitas Descalzas, pidiendo licencia de obras para construir un nuevo Convento-Monasterio «junto a la Carretera de Dos Hermanas a 670 metros de la antigua de Cádiz». El Proyecto y dirección de obras corresponden a los Arquitectos Ricardo Espiau y Suárez de Viesca y Manuel Tarascó Rastrojo. En la citada sesión se faculta a la Comisión Municipal Permanente para que otorgue licencia.

Fuente: Libro Calles, Plazas, Campo… Dos Hermanas de Pedro Sánchez Núñez de 2004

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.