Parque Municipal de La Alquería del Pilar

Aparece en un padrón parroquial de 1884 entre «Haciendas y Recreos».

En una certificación registral expedida el 13 de noviembre de 1896 a instancias del Alcalde de Dos Hermanas don Juan Rubio figura, entre otras, esta descripción:

«El Cercado compuesto de varias suertes de tierra con caserío y quinta de recreo en el pago Hoyo del Negro, nombrado Alquería del Pilar, y antes se nombraba Manchón de las Morerillas y Cercado de los Novillos, todo bajo una cerca formando una sola finca, de cabida de 10 y media a Has. 69 a. 55 cas., qué linda: Al Norte con Canteras de la Empresa del Ferrocarril de Cádiz y terrenos baldíos; al Sur con la misma línea férrea y con olivar del Conde de Cervellón; por el Este con camino de la villa de Alcalá de Guadaira y Callejón de Los Lobillos y al Oeste otro olivar del Sr. Marqués de Marchelina. El dominio y posesión corresponde a Don José Lorenzo Lamarque de Novoa, de Sevilla, inscrito al Tomo 98, libro 20, folio 151, finca 860, inscripción 1ª. Está gravada por un tributo de 6 reales de réditos anuales que afecta a 3 fanegas, 3 celemines y 21 estadales, y otro tributo de 3 reales de réditos anuales que afecta a una fanega».

La cantera la que se alude no es otra cosa que la actual Auditorio Municipal, apreciándose aún el terraplén perpendicular a la vía férrea, indica el lugar por el que se sacaban de la cantera los materiales para la construcción de la sub-base de la vía férrea Sevilla-Cádiz.

Se la cita también el callejero a efectos del arbitrio de plusvalía en 1931. Se trata de la Quinta de Recreo construida enfrente de la Estación de ferrocarril de Dos Hermanas por Lamarque de Novoa y Antonia Díaz la recreo y descanso y para buscar inspiración en sus quehaceres literarios. En la actualidad, junto con otras las próximas, constituye el «Parque Municipal» que lleva su nombre. En su recinto se encontraba un romántico monumento conocido como «La Cruz de los Caballeros». En el Registro de la Propiedad se describe la Cruz de los Caballeros, finca con una cabida de 7 Has, 3 a., 49 cas., inscrita con el número 4534 (Tomo 116 Folio 43) que linda al Norte con el cauce viejo del Río Guadalquivir y al Sur con tierras del Cortijo de Cuarto. En ella estaría el monumento de recuerda el lance caballeresco y que luego fue trasladado a la finca de Lamarque de Novoa y más tarde -entorno a 1978- fue retirado por los últimos propietarios, la familia Ramos Sainz, herederos de don Pablo Ramos Carretero, antes de entregar la finca al Ayuntamiento que incoó expediente para su expropiación.

Fuente: Libro Calles, Plazas, Campo… Dos Hermanas de Pedro Sánchez Núñez de 2004

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.