La selección española femenina de waterpolo se estrena con suspense en Dos Hermanas

En un Centro Acuático de Montequinto vestido de gala, agónico triunfo de las vigentes subcampeonas mundiales ante Rusia (9-8) en su debut en la Liga Mundial 2017/2018, certificado con una vaselina de Anni Espar a falta de 38 segundos.

ESP-RUS

De la agonía de los penaltis a la felicidad absoluta del público de Dos Hermanas en el momento en que, a 38.8 segundos para el final y con empate a 8, volaba por el cielo de Montequinto un balón lanzado a la portería rusa por una colosal Anni Espar. Milésimas de segundo en silencio y júbilo total al besar la red. Debut en Liga Mundial ante el coco ruso y tres puntazos al saco en este arranque de la World League. Es verdad, sufriendo los triunfos saben mejor.

Nadie se quiso perder el histórico primer partido oficial de la selección española femenina de waterpolo en el Centro Acuático de Dos Hermanas, que se reforzó con gradas supletorias para dar cabida a unas 700 personas. Entre los presentes, el Secretario general para el Deporte de la Junta de Andalucía, Antonio Fernández; los presidentes de las federaciones Española y Andaluza de Natación, Fernando Carpena y Juan Méndez, respectivamente; y el delegado de Deportes del Ayuntamiento de Dos Hermanas, Francisco Toscano Rodero.

Tras tres cuartos de alternativas (1-2, 2-1 y 5-5), el choque se decidía en el cierre.Con 8-8 a 8 minutos del final, llegaba la hora de la verdad. Las defensas se cerraron. Claro, nadie quería perder. Cuatro minutos de “tanteo” y a por el gol psicológico. No apto para cardiacos. Y el gol que no venía. A 38.8 del final, una preciosa vaselina de Anni Espar ponía el 9-8 y el delirio en las gradas. España tenía que defender a “muerte” el ataque ruso. Y lo paramos, vaya si lo paramos. Subidón colectivo en Dos Hermanas.

Dejar un comentario

Puede usar estas etiquetas XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>