Eli Marín o cómo encajar las piezas del nuevo proyecto en la élite del C.W. Dos Hermanas-EMASESA

La jugadora sevillana, baja este año por su próxima maternidad, es vicepresidenta y responsable del área de Marketing del club nazareno: “Estamos abiertos a cualquier tipo de ayuda; esperemos que la euforia olímpica no se pase rápido”.

Eli Marín, sevillana de Alcalá de Guadaíra, asume a sus 27 años un momento muy importante, dentro y fuera del agua. Y es que a su condición de jugadora del C.W. Dos Hermanas-EMASESA, club en el que
milita desde hace ya 12 temporadas, se une la de vicepresidenta primera y responsable del área de Marketing. Y con la que está cayendo, hablar de números en estos tiempos, y más en un club de un deporte minoritario, “llega a asustar”, según confiesa esta licenciada en Publicidad y RR.PP, comercial de una empresa internacional de alquiler de coches.

Esta temporada, con el precedente del histórico cuarto puesto en la División de Honor 11/12 y el consiguiente pasaporte europeo, el reto es aún mayor si cabe. Aunque también lo está siendo el tiempo de dedicación al cargo de directiva, ya que el embarazo del que será su primer hijo -Daniela o Guillermo, para principios de febrero- obligará a la atacante del equipo nazareno a dejar la competición unos meses.
– ¿Cómo lo llevas?
– Pues lo llevo muy bien y casi ni me entero del embarazo. Lo peor es no poder hacer todo el deporte y todas las cosas que hacía antes, ya que soy una persona muy inquieta.

– A una deportista nata como tú, que compagina waterpolo con triatlón, entre otras disciplinas, dejar la competición por completo es imposible. ¿Qué te permite seguir haciendo el embarazo hasta la fecha?
– La verdad es que no podría dejar el deporte, ¡me subiría por las paredes! Por ahora sigo nadando, aunque a menor intensidad, y la bici la he puesto en un rodillo para al menos hacer estático en casa.

– En cuanto a la faceta de directiva, ¿misión imposible en estos momentos encontrar la ayuda necesaria para el nuevo proyecto, de nuevo con Europa en el horizonte?
– Todo el tema de las ayudas está siendo muy complicado por el momento en el que nos encontramos. Estamos haciendo todo lo posible por encontrar ayudas públicas y privadas que nos permitan poder desarrollar todos los objetivos que nos hemos propuesto para este año, aunque de momento no hemos conseguido mucho.

– ¿Con qué ayudas cuenta el C.W. Dos Hermanas?
– Las ayudas públicas con las que contamos vienen de la mano del Programa Estrella de la Junta de Andalucía, del Patronato Municipal de Deportes del Ayuntamiento de Dos Hermanas y de EMASESA. En cuanto a las ayudas privadas, contamos con aportaciones de algunas empresas como el Café-bar Astoria de Dos Hermanas, el Bar Un Poquito de Montequinto o el gimnasio Master Fitness de Dos Hermanas. El principal problema con el que nos encontramos es el retraso en los pagos por parte de alguna de las ayudas públicas y que desconocemos si algunas de las ayudas privadas con las que contábamos el año pasado seguirán esta temporada.

– ¿Queda alguna puerta a la que llamar?
– Aún quedan puertas a las que llamar, sobre todo de ayudas privadas, aunque en este sentido es bastante más complicado por el momento económico en el que se encuentran las empresas. El Club Waterpolo Dos Hermanas-EMASESA está abierto a cualquier tipo de oferta o ayuda que nos puedan ofrecer.

– Pero la medalla de plata olímpica de Lorena Miranda es el mejor reclamo posible.
– La medalla de Lorena en los Juegos de Londres es un gran reclamo porque la buena actuación del equipo nacional ha conseguido llegar a muchas más personas, pero por desgracia sigue siendo un deporte minoritario. Esperemos que la euforia olímpica no se pase rápido.

– De momento, se ha puesto en marcha, por segundo año, la campaña de captación de abonos: ¿se moja la gente con el waterpolo en Dos Hermanas?
– Es de agradecer todas las personas que nos apoyaron el año pasado con esta iniciativa, que dio muy buenos resultados. Aunque desde el punto de vista económico no tenga ningún tipo de repercusión, nos ayudó a contar con un mayor número de asistentes a los partidos, que era lo que se pretendía. Este año se ha puesto en marcha de nuevo esta campaña buscando el mismo objetivo del año pasado, la promoción del waterpolo y el apoyo a nuestros equipos.

– Y en el agua, ¿cuál es el objetivo?
– El principal debe ser primero la permanencia, aunque nos gustaría poder volver a repetir la buena temporada que hicimos el año pasado. Este año toca disfrutar y aprender disputando dos competiciones tan importante como la LEN Trophy y la División de Honor. El equipo es bastante joven y está muy ilusionado con la temporada que le espera.

– ¿Cómo vas a llevar ver los partidos con ropa de calle y sentada en la grada?
– Pues mal. Después de tantos años, se me va a hacer raro tener que ver los partidos desde fuera. Puedo asegurar que va a ser lo más complicado.

Dejar un comentario

Puede usar estas etiquetas XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>