Antonio Aparicio: «En Dos Hermanas hay waterpolo para rato»

Antonio Aparicio posa con los convocados para la jornada en Dos HermanasEl seleccionador itinerante de la RFEN alaba el trabajo de promoción nazareno aprovechando una jornada de tecnificación realizada en la pileta Ramón y Cajal.

La Piscina Municipal Ramón y Cajal de Dos Hermanas acogía el pasado fin de semana la primera jornada del denominado Plan de Tecnificación de waterpolo de la Real Federación Española de Natación. En la misma, el seleccionador itinerante de la RFEN congregaba a las principales promesas de la categoría cadete (nacidos entre 1993 y 1995) de la capital hispalense y Jerez, además de la propia ciudad de Dos Hermanas, para constatar el buen trabajo de base que se realiza en Andalucía occidental.

La sesión, que posteriormente se repetiría en tierras malagueñas para trabajar con los cadetes más sobresalientes del oriente andaluz, sirvió para dejar constancia de los buenos frutos que está dejando la promoción del waterpolo en dicha localidad sevillana, con el Patronato Municipal de Deportes como principal inductor junto al primer club local de la especialidad.

“Dos Hermanas es sin duda uno de los referentes del waterpolo en España. Se lo ha ganado a pulso con la buena labor que ha venido y sigue realizando desde hace muchos años. La prueba la encontramos en esta concentración, donde había un total de ocho jugadores de Dos Hermanas. E incluso dos chicas, Clara de la Torre, que ya es la segunda portero del equipo de División de Honor; y Clara Calvo, ambas formadas en las Escuelas Municipales. Está claro que en Dos Hermanas hay waterpolo para rato”, apuntaba Antonio Aparicio.

Porque tras el escaparate de la máxima categoría nacional, en la que debuta el primer equipo femenino nazareno esta campaña para hacer historia a nivel regional, hay mucho más. Así lo reconoce el técnico de la RFEN. “Eso es lo bueno. Aquí no hay solamente un equipo en la División de Honor femenina, sino que también hay otro sénior masculino, que es el vigente campeón andaluz, y se compite en todas las categorías de base, desde juveniles a alevines. Esto quiere decir que va a haber waterpolo durante muchos años, y de calidad”.

No se pasa tampoco por alto el hecho de contar con unas instalaciones modélicas, como la pileta Ramón y Cajal o el Centro Municipal Acuático y Deportivo de Montequinto, sede este último de los encuentros de División de Honor y que ya en enero acogieron la Copa de la Reina de un deporte cada vez más latente en el sur de nuestro país.

“Por suerte, el waterpolo ya no es exclusivo de Cataluña y Madrid, ya que se ha expandido por todas las federaciones territoriales. En este caso, Dos Hermanas es, junto a Sevilla y Málaga, el epicentro en esta comunidad, con una cantera importante que tiene la suerte de contar con unas instalaciones magníficas de la que no paran de salir jugadores y jugadoras interesantes.

El mejor ejemplo -prosigue- es que el equipo de División de Honor, a pesar de ser un debutante, se ha asentado en la categoría, situándose en la zona tranquila de la tabla. Y todo esto, separado del núcleo del waterpolo nacional, tiene más mérito aún”, concluía Antonio Aparicio.

Dejar un comentario

Puede usar estas etiquetas XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <blockquote cite=""> <code> <em> <strong>